No quiero ser como ellos

Un día somos jóvenes atractivos y sin darnos cuenta, al día siguiente, ya estamos organizando nuestras finanzas en Excel.

Desde fuera los veo y me dan miedo. No me dan miedo por lo que hacen o lo que puedan llegar a hacer. Para ellos, a penas existo, simplemente están demasiado metidos en sus cosas como para notar mi presencia. Pero cuando lo hacen, se que ellos también tienen miedo.

Yo tengo miedo a terminar siendo como ellos, ellos tienen miedo de algún día terminar siendo como yo, o peor aún. Que las locuras que inventamos, lleguen a convertirse en la influencia de sus hijos.

Mientras que uno de mis mayores miedos, es llegar a escribir mucho y nunca llegar a ser influencia de nadie.

No escribo para cambiar el mundo, las cosas están bien como están. Ya hay muchos, aunque nunca suficiente, luchando de manera activa para construir un mejor presente que sirva como cimiento de un futuro esperanzador. Y espero que logren su cometido.

Yo, por mi parte, prefiero ser de los que se sientan a ver el juego desde fuera. No simplemente “hacer nada” ya que es imposible simplemente hacer nada. Aunque sea para nuestros adentros, estamos procesando información que se nos fue dada, con el compromiso de desarrollar pensamientos que de alguna forma puedan convertirse en algo.

Por eso escribo, porque no es justo tomar tanto del mundo y no entregar nada a cambio. Por eso decidí dejarlo todo y emprender esta aventura. Porque el mundo ya tiene demasiados que viven de manera organizada, demasiadas personas responsables, demasiados buenos trabajadores, hijos, empleados, jefes, ciudadanos…

Pero somos muy pocos locos, locos que realmente se entreguen a su locura en busca de algo más grande que lo que nos pueda dar lo que ya existe. Somos muy pocos locos que realmente nos sentemos a hacer algo.

En mis años de cordura autoimpuesta, conocí demasiados locos que se domesticaron por miedo a incertidumbre. Demasiados que se ahorcan cada mañana en sus corbatas y salen en rebaño a hacer lo que tienen que hacer para suplir sus necesidades inventadas.

Tengo miedo de ser como ellos y conformarme con lo que puedan darme. Quiero y necesito algo más que eso. He vivido como ellos, Dios sabe que lo he intentado, pero simplemente no puedo. No soy algo más, no soy algo menos. Simplemente soy, porque he decidido ser, por no ser lo que la sociedad y el mundo necesita que sea.

Todo hasta que logre mi cometido, entonces terminaré siento parte de lo que necesita el mundo para seguir girando; inspiración, por eso escribo. Porque cuando lo necesité, siempre hubo libros que me enseñaron a ver más allá, historias que me obligaron a soñar, pasajes que me llevaron a escribir y verdades que me hicieron ver el mundo como algo más grande.

Por eso escribo, porque no quiero ser como ellos. A vivir durante 14 días pagos, una vez al año. Ahorrando para “escapar” un fin de semana y luego durar meses pagando ese escape… no, no quiero postergar mi vida, no quiero financiar mis sueños, solo quiero poder escribir, y no ser como ellos.

2 thoughts on “No quiero ser como ellos

  1. Es poco lo q pueda expresar lo q eh leído en este comentario, lo voy a simplicar comentando…. excelente y q Dios se siga adueñado de tu inteligencia y tu amor…. por q tienes demasiado q dar😘😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *