Cada Mañana

Portada del relato Cada Mañana

Mientras caminaba por el pasillo volvió a repasar el tono desaprobatorio en el que Irma le reprochó lo del dinero. Quien no conoce su historia -suele pensar- no tiene la menor idea de toda la mierda que tuvo que aguantar antes de tomar la decisión de hacer lo necesario para salir del hoyo.